Empresa montada sobre Linux (II)

25 - abril - 2006 a las 10:29 am | Publicado en Empresas, Instalación | Deja un comentario

[Viene de 'Empresa montada sobre Linux (I)']

EmpresaUn kilo, 1 millón de pesetas, 6.000 euros. Y eso que Leo no le habló de actualizaciones, que si no Emilio se cae de culo. Como bien imagináis, al empresario comenzó a importarle menos aquello de que “todo fuera legal”, aunque minutos más tarde desecha la idea por motivos, por ejemplo, de trabajo en red (las copias piratas suelen 'chocar', como ocurre con Photoshop).

Emilio, por fin, dejó hablar a Leo, que le convenció de la opción Linux tras explicarle que sólo con los 1000 euros de máximo por ordenador (gastos de hardware) iba a poder trabajar. “A XP le damos esquinazo con Ubunu; a Office, con Open Office; a Photoshop, con The Gimp; a Quark X Press, con Scribus; a Macromedia Freehand, con Inkscape. Y así con todo”. “¿Y esto cómo es que sale gratis?”, preguntó Emilio. Y como os imagináis, Leo -fanático del software libre- le pegó tal parrafada que aún sigue creyendo que Emilio aceptó la propuesta por no seguir escuchándole más que por quedar convencido.

El caso es que Leo se puso manos a la obra y se hizo con los 4 ordenadores en su distribuidor habitual a medida. Aprovechó el usar Ubuntu para poner un procesador menos potente (Linux no necesita tantos herzios), una tarjeta inalámbrica, un disco duro menor, una tarjeta de sonido de baja calidad (el PC es para trabajar), y una RAM y una tarjeta gráfica de gama media-alta (en previsión de nuevas versiones de Ubuntu y sus escritorios). Al final, cada PC, 950 euros. Y todo el hardware, compatible con Linux a la primera.

¿La instalación? Sencillísima. Leo optó por Guadalinex (¡Vaya, qué coincidencia! Como yo) pero el proceso es calcado en Ubuntu, salvo que la distribución andaluza añade de serie las aplicaciones que exigía Emilio y códecs multimedia, que siempre vienen bien.

Pero claro, llegó el momento cumbre: ¿Qué son cuatro ordenadores sin red en una oficina? Pues como cuatro vehículos sin ruedas: cuatro cacharros. ¿Qué opción tomó Leo con la que Emilio quedó encantado (es decir, le salío más barato)? ¿Cómo resolvió la necesidad de compartir archivos y almacenaje en red? ¿Cómo se evitó la tecnología Micro$oft?

Eso lo veremos mañana en el tercer y último post.

[Continúa en 'Empresa montada sobre Linux (y III)']

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: