Linux en el aula

23 - diciembre - 2006 en 5:45 pm | Publicado en Distribuciones | 19 comentarios

aula23122006.jpg

Mi ya amigo Iván, lector de este blog (espero que asíduo tras este posteo), se ha “armado de valor”. Se ha puesto al teclado y me ha lanzado un tecnoSOS en plan medio auxilio medio opinión personal. Copio y pego literal su email:

—————————————-

Hola. Hace poco que sigo tus comentarios pero ha sido suficiente para armarme de valor y dar el salto a Linux “yo también”. El caso es que mi interés principal reside en hacer funcionar el aula de informática del colegio donde trabajo bajo Linux. Hay que tener en cuenta que se trata de equipos más o menos pasados de fecha, a saber: Pentium II a 450 MHz y 64 megas de RAM con disco duro de 6 gigas. Y aquí viene la gran pregunta: ¿es posible montar un aula “viable” con esta materia prima y Linux de por medio? Tengo conocimientos suficientes de Windows pero en Linux estoy pez total, por eso el vértigo. Me gustaría ponerme a ello cuanto antes y que a la vuelta de vacaciones los chavales se sentaran delante del ordenata funcionando ya con Linux. Sería interesante observar su reacción ¿no te parece? Quedo a la espera de tu respuesta. Te doy las gracias de antemano. Ah, feliz Navidad 🙂

—————————————-

¿Le echamos una mano entre todos?

Anuncios

Ubuntu diabólico

18 - diciembre - 2006 en 10:29 am | Publicado en Distribuciones | 2 comentarios

No, si resulta que ahora tenían razón aquellos que decían que Linux era el sistema operativo de Belcebú

Lo que hay que ver: un Ubuntu edición Satánica. Me imagino que será la versión 1.0 (je, je). Anda que como se enteren estos otros de que les ha salido competencia…

Anécdotas pingüineras

14 - diciembre - 2006 en 1:48 am | Publicado en Distribuciones, Linux | 4 comentarios

linux14122006.jpgCorría octubre de 2001. Novato de mí, accedí al ascensor para llegar a la empresa donde me iban a contratar. Antes de entrar en el elevador, la mujer con la que compartiría el viaje me dijo eso de “Vaya, parece que ya viene el frío”. Le respondí: “Claro, coño, es lo que toca en estos meses”. Menuda cara se le quedó a la señora. Y menuda se me quedó a mí cuando se paró en mi misma planta, entro por mi misma puerta y se sentó en la silla donde se sienta el gerente. Ahora, cuando lo recordamos, mi jefa y yo nos partimos de la risa.

Linux también tiene sus anécdotas. Unas, graciosas; otras, curiosas. Como sean, pero las tiene. A mí me encantan las relacionadas con sus nombres:

> Ubuntu está basada en el proyecto Debian. Esta distribución se consiguió y se mantiene gracias a la ayuda financiera ($$$) del millonario sudafricano Mark Shuttleworth, más conocido quizás por ser el primer turista espacial de la historia. Como curiosidad para los que quieran saber de dónde viene el nombre de Ubuntu, decir que se corresponde al nombre del movimiento encabezado por el obispo Desmond Tutu, ganador del Premio Nobel de la Paz en 1984 por su lucha contra el Apartheid en Sudáfrica.

> Debian, en cambio, fue creada por el Debian Project en 1993, y es independiente de cualquier empresa. Es modificada por los propios usuarios; de esta forma, está libre de cualquier interferencia comercial. La palabra Debian surge de la mezcla del nombre de su creador Ian y del de su esposa Deborah.

> Red Hat, sin embargo, pretenece a la compañía Red Hat, nacida en 1994. En 2003, ésta decidió concentrar sus esfuerzos en el desarrollo de la version comercial de su distro y a la vez creó otra: Fedora Core, basada en un proyecto abierto basado sólo en software libre.

> Suse pertenece a Novell. Suse es el acrónimo del alemán Software-und Systementwicklung, el cual formaba parte del nombre original de la compañía y que se podría traducir como Desarrollo de Software y Sistemas.

> Llegamos a Linspire, antes denominada LindowsOS, basada en Debian y desarrollada por Lindows Inc. En sus inicios, el nombre de LindowsOS le trajo problemas legales con Micro$oft por la semejanza de nombre con Window$, lo que obligó a cambiarlo a Linspire.

Como veis, Linux (al menos, los nombres de algunas de sus distribuciones) está repleto de anécdotas. Seguro que vosotros conocéis muchas más. Lo que seguro os ha quedado clara es una moraleja: ¡Cuidado con los ascensores!

Freespire, el puente a Linux

11 - diciembre - 2006 en 1:49 am | Publicado en Distribuciones | 7 comentarios

¡Viva el puente y la madre que lo parió! Me he tirado cinco días haciendo lo que más me gusta: el vago. Con mi mala suerte, lo raro es que no hubiera decidido ir a esquiar: ha nevado menos que en agosto en Madagascar. Estoy seguro de que de haber ido a la montaña, Mahoma hubiera ido a la colina, enganchado del cuello y devuelto a la ciudad para alejar el mal fario.

Hablando de puentes, hoy charlaremos de uno muy especial, Freespire, distribución que considero una de las mejores pasarelas de Windows a Linux. Antes que nada, un apunte: Freespire es la versión libre y gratuita de Linspire, distro de la que ya medio hablamos hace tiempo. ¿Por qué es el mejor puente para un principiante? Primero, porque es libre y gratuito. Segundo, porque utiliza KDE, que siempre atrae más a los novatos. Tercero, porque incluye CNR. Cuarto, porque tiene una instalación que no supera los 10 minutos. Y, por último, porque instala automáticamente plugins multimedia que otras, como Ubuntu, no hace automáticamente.

Tanto si sois noveles como si en vuestro DNI pone eso de ‘Linux User’, probad Freespire. Una instalación tan sencilla (que acompaño con unas cutre-imágenes made in mi house) que bien merece una oportunidad. Adjunto unas fotografías:

1º) Nos hacemos con una copia de Freespire. 686 megas de ná, que diría mi amigo Julen. Nos podemos descargar la imagen ISO desde este enlace.

2º) Tostamos el archivo como imagen ISO. Por supuesto, alternativas en Linux no nos faltan: Gnomebaker, Brasero, K3B, etc.

3º) Una vez frito el disco virgen, introdúcelo en la unidad de DVD y comenzará el proceso. En caso contrario (es probable que el orden de arranque de tu PC no esté bien configurado). Aprende de esta otra guía cómo arreglar ese orden.

4º) Así pues, encendemos, metemos el disco y comienza el proceso. La primera pantalla, algo como esto:

freespire1_11122006.jpg

5º) … para darnos, educadamente, la bienvenida en el idioma de Shakespeare a renglón seguido:

freespire2_11122006.jpg

6º) Seleccionamos teclado.

7º) Elegimos método de instalación. En mi caso, como utilizaré todo el disco duro, la primera opción me vendrá bien; si vosotros queréis que en el sistema cohabiten por ejemplo Windows y Freespire, tendréis que trabajar el asunto de las particiones (Advanced Install). Sobre ello os podéis informar en esta otra guía.

freespire3_11122006.jpg

8º) Elegimos nombre del ordenador (será el que se verá en las redes) y usuario y clave (nombre completo, nombre de usuario, clave de root y confirmación de clave).

9º) Es hora de confirmar todo lo que antes hemos decidido. Y luego, confirmación de la confirmación. Curiosa escena.

10º) Comienza la instalación, que durará del orden de 10 minutos. Mientras la barra de instalación avanza, el sistema nos hablará de Gimp, LSongs, etc. Toda una manera de que los novatos vayan perdiendo el miedo:

freespire4_11122006.jpg

11º) Tras ese tiempo, finaliza el copiado de archivos. Tendremos que sacar el disco y presionar una tecla para que reinicie el PC.

12º) Tras el reencendido, metemos la clave de usuario que antes hemos designado:

freespire6_11122006.jpg

13º) Llegamos al escritorio. Fabuloso. ¿Es hora de toquetear y de jugar con él? Todavía no, pues se abre un asistente sobre la Licencia de Uso. En él debemos seleccionar I Agree y continuar.

14º) Buscamos el sonido perfecto y posibles problemas:

freespire8_11122006.jpg

15º) El último obstáculo se llama Settings. En esta pantalla podremos ajustar la resolución, horarios, red, usuarios, cambio de passwords, renombre del PC, etc. Tranquilo, cuando finalices la instalación todos estos detalles podrás cambiarlos vía escritorio.

16º) ¡Se acabó! Es hora de disfrutar de nuestro super Freespire.

freespire9_11122006.jpg

Cómo instalar Mandriva 2007 Free

21 - noviembre - 2006 en 2:07 am | Publicado en Distribuciones | 74 comentarios

mandriva1_21112006.jpg

Dispuesto a probar cosas nuevas (tecnológicamente hablando, claro; de otro tipo, ya charlaremos…), este fin de semana encontré una distracción: instalar Mandriva 2007 en su versión free, que venía incluída en el último número de la revista Sólo Linux. Antes de entrar en harina, avisar de que Mandriva (antes, Mandrake) tiene diferentes versiones, una de ellas gratuita, de la que hablamos y vamos a disfrutar.

Por supuesto, no es necesario comprar revista alguna, pero así os ahorraréis la descarga. Ésta la podéis llevar a cabo desde aquí, bien por torrent o download directo. Os recomiendo esta última. Para ello, acudid al final de la página, seleccionad vuestro país y elegid un servidor. En él, hallaréis diversas carpetas, de la que tendréis que elegir DVD y, dentro de ella, el archivo mandriva-free-2007-DVD.iso. Menos rollos, Caperucita: clicad aquí y será vuestro.

Una vez descargado, tendréis en vuestro escritorio un archivo .iso. “Y ahora, ¿qué?“, te preguntarás. Pues si quieres Mandriva 2007 Free Edition en tu PC, sigue estos sencillos pasos:

1º) Graba ese .iso como imagen. Para ello, puedes optar por Gnomebaker, Brasero o K3B. Todos ellos suelen estar disponibles en los repositorios de cualquier distro Linux, así que no hace falta cibermendigar. En cualquier caso, recuerda grabarlo como imagen ISO, no como datos.

2º) Una vez frito el disco virgen, introdúcelo en la unidad de DVD y te aparecerá una azulada pantalla de bienvenida, como la que ves debajo. En caso contrario (es probable que el orden de arranque de tu PC no esté bien configurado), aprende de esta otra guía cómo conseguirlo.

mandriva2_211120061.jpg

3º) De la pantalla azulada elige Instalación.

4º) El sistema comienza a detectar compontes del PC.

5º) Elige Idioma. En tu caso, Español.

6º) Acepta el acuerdo de licencia.

7º) Elige el teclado. Como el idioma, tendrás que seleccionar Español.

8º) Nivel de seguridad. Como puedes leer, en función de la finalidad del PC le corresponderá uno u otro. Si vas a usar tu ordenador como un sobremesa, con un nivel Estándar te valdrá. Si funcionará como servidor, deberás elegir Más alta.

9º) Comienza el particionado. En mi caso, me valdrá usar todo el disco, la opción más sencilla. Si tú debes usar una partición para mantener un sistema operativo anterior (habitualmente Window$), puedes seguir las instrucciones de esta otra guía.

10º) Comienza el formateado de las particiones.

11º) Aparece el panel para elegir las funciones (juegos, servidor, ofimática, etc). Sólo deberemos elegir aquellos paquetes que queremos en nuestro sistema (por ejemplo, si lo vas a usar como sobremesa, instalar Apache es innecesario).

12º) Continúa el proceso de instalación. A lo largo de éste, veremos una promoción de paquetes incluidos (Skype, Cedega, etc.).

13º) Autentificación: elegimos una contraseña para el superusuario (o root).

14º) Añadimos un usuario. Esto se hace para evitar utilizar la cuenta de superusuario y, con ello, reducir las posibilidades de borrar cosas que no deben eliminarse. Metemos nombre, apellidos, nombre de conexión, contraseña y avatar.

15º) Conexión automática; KDE, en mi caso.

16º) Instalación de Lilo/Grub. Yo he elegido Primer Sector de Disco (MBR).

17º) Resumen de la instalación. En este paso, vamos a poder reconfigurar diversos componentes de hardware del equipo, aunque tranquilo, también lo podrás hacer más tarde a través del Panel de Control.

18º) Buscar actualizaciones en Internet. En este paso, podrás buscar en la Red cosas nuevas (actualizaciones, seguridades y arreglo de bugs) que añadir a tu ya casi instalada Madriva. Yo, habitualmente, le digo que no. Ya tendré tiempo luego de aplicarlas y de poder elegir cuál quiero y cuál no.

19º) Felicidades. La instalación ya ha terminado. Ya sólo será cuestión de reiniciar el sistema quitando el disco y listo.

Aunque no lo añada como parte de la instalacion, durante el reinicio os aparecerá una ventana, un asistente, en el que se os pedirán algunos datos para diversos servicios, algunos de ellos de pago. Podemos omitir el asistente, con lo cual cargará KDE y tendremos algo como esto:

mandriva3_21112006.jpg

Personalmente, esta Mandriva me ha sorprendido gratamente. Aún es pronto, llevo como quien dice dos días con esta distro, pero hay detalles que asombran. Por ejemplo, sus requerimientos técnicos, ridículos dode los haya, que hacen que casi pueda ser instalada en cualquier equipo. Además, son fabulosos su nueva melodía de entrada al sistema, su aspecto gráfico renovado (con tema propio), la barra de aplicaciones, simplificada a más no poder (inicio, Firefox y Kmail) y un detalle que no hay que dejar pasar: sólo tarda en cargar 1 min. 14 segs. en un Pentium III (1 Gh) ¡Que aprenda Suse 10.1!

Instalar Ubuntu Edgy Eft 6.10 (versión final)

3 - noviembre - 2006 en 3:17 am | Publicado en Distribuciones, Instalación | 77 comentarios

Lo prometido es deuda. Llevamos varios días con las .isos de Edgy Eft en los servidores y ya os avisé: “En cuanto tenga tiempo, escribiré un tutorial de instalacion completito completito“. El que avisa no es traidor. Y aquí está el ‘tuto’, capaz de solucionar las dudas del más novato en esto de los sistemas operativos. Os recomiendo que imprimáis todo el post si queréis tenerlo enfrente durante la instalación.

Antes que nada, un consejo de sentido común y de amigo: intenta hacer una copia de tus datos sensibles. No se suele fallar, pero aguantar vuestras reprimendas es un peñazo, sobre todo cuando uno ya las aguanta en el curro (je, je, es coña). ¡Podéis preguntarme todo lo que deseéis, hasta la talla del tanga!.

Lo primero, debemos hacernos con una copia de Ubuntu. Recordad que Edgy ya no lo mandan gratuitamente a casa, pero puedes acudir a la página de descargas de Ubuntu, ir a tu continente, elegir el país más cercano y seleccionar tu tipo de copia. Si vas a usar la versión de escritorio, puedes descargarla desde este enlace. Son unos 700 Mb, así que o eres coleguita de alguien de Telefónica o te toca esperar bastante, como todos los mortales.

Una vez tengas una copia en el escritorio, debes grabar ese archivo .iso. Cuidado, si usas Windows y tienes WinRar instalado, te saldrá su icono y pensarás que hay que grabarlo como datos. ¡No! A día de hoy, los programas grabadores suelen tener una opción de grabar imágenes de CD o DVD. Ésa será nuestra necesidad. ¿Programas que lo hacen? Por ejemplo, Nero, K3B, GnomeBaker, etc.

Una vez grabado el disco, ya lo tendremos preparado.

Ahora, nuestro camino se bifurca. Y es que la cosa es algo distinta dependiendo de si Ubuntu va a cohabitar el disco duro con otros S.O. (por ejemplo Windows) o si va a campar plácidamente por el Hard Disc. Supongamos, por ejemplo, que tenemos Windows. Antes de tocar nada, tendremos que hacer al sistema un Scandisk y un Desfragmentador de disco. Con ello lograremos unir todos los datos y, por si las moscas, eliminaremos posibles errores. En el caso de que sólo vayamos tener Ubuntu, este paso nos lo fumamos.

Una vez acabados esos procesos, reiniciamos el PC con el disco de Ubuntu dentro. Podemos conseguir dos cosas: 1º) Que el sistema inicie Windows como siempre, o 2º) Que nos aparezca una pantalla como ésta:

ubuntu1_03112006.jpg

La segunda opción significa que todo marcha correctamente. Si os ha reiniciado el PC como siempre y no habéis notado nada, tranquilos, no hay nada perdido. Lo que pasa es que el orden de arranque de vuestro sistema está mal configurado. Vamos a ponerlo bien.

Reinicia de nuevo. En la carga, muy al principio, verás que te indica una tecla para configurar la Bios, que gestiona el arranque del PC. A veces es F8, F2 o F10, depende, cada PC es un mundo. Pulsa esa tecla. Bien, ahora entras en unos menús. Desplázate por ellos y busca algo como Orden de arranque o Boot sequence. Bien, pues lo que tienes que hacer es organizar así el arranque:

1º) Disquetera.
2º) CD/DVD.
3º) Disco Duro.
4º) Vacío / red.

Así lo tengo yo y va de cine. Sal guardando los cambios. Vuelve a reiniciar con el CD de Ubuntu dentro y verás como ahora sí te aparece la pantalla que antes no te salía (la de arriba). En ella, evidentemente, debes elegir Start or Install Ubuntu.

A continuación, veréis que el sistema arranca. Pero tranquilos, que esa lentitud tiene motivo: realmente, no corre ningún sistema. Sólo se está usando Ubuntu en modo Live, un estado por el cual con memorias y el propio CD se genera un falso Ubuntu. Al término de este proceso, llegarás a un escritorio como éste:

ubuntu2_03112006.jpg

Es perfectamente funcional. De hecho, si usas un módem para acceder a la red, podrás incluso navegar durante la instalación. Sólo ten en cuenta una cosa: irá lento, muy lento, nada que ver con cómo irá al final.

¿Empezamos? Sólo es cuestión de hacer doble click en el icono Install del escritorio. Accedemos así al asistente. Lo primero será elegir nuestro idioma. Podemos seleccionar el catalán, el euskera, el gallego, etc.

ubuntu3_03112006.jpg

Después, nuestra localizacón geográfica. Yo elijo Madrid/Europa:

ubuntu4_03112006.jpg

Tras el lugar, la distribución del teclado:

ubuntu5_03112006.jpg

Luego, nuestros datos. Aquí tendremos que indicar nuestro nombre completo, un apodo para nuestra sesión como usuario y una clave para dicha cuenta. Asimismo, tendremos que elegir el nombre con el que queramos que se nos conozca en una red.

ubuntu6_03112006.jpg

Y, por último, las particiones.

Antes que nada, aclaremos ideas. ¿Qué es una partición? Bueno, digamos que es una división lógica, que no física, de un disco duro, de modo que hacemos una división de los Mb que queramos. Esa división (partición) es independiente a efectos prácticos del resto del disco duro.

En este momento, si tenemos varios discos duros, tenemos que seleccionar en cuál vamos a instalar Ubuntu. El segundo paso será decidir si instalar Ubuntu manteniendo otro sistema previamente instalado. O bien, instalar Ubuntu, bien en todo el disco, bien en una partición.

Si vas a mantener otro sistema, tenemos varias opciones: 1º) Que ese sistema previo no nos haya dejado, al menos, 5 Gb para poner nuestro Ubuntu, o 2º) Que ese sistema nos los haya dejado. Si tu caso es el primero, tienes que elegir la opción de cambiar el tamaño de la partición en la que está el sistema previo y usar el espacio libre. Por ejemplo, si el previo usa 80 Gb de los 80 disponibles, puedes arrastrar el tirador (ver en imagen) a 70 y dejar 10 libres, de modo que Ubuntu los va a usar pues están libres. Si el sistema ya los había dejado, no te preocupes: con que le digas que coja el espacio libre sin tocar la barra desplazadora lo tendrás ya.

ubuntu7_03112006.jpg

Estas son las maneras más sencillas. Puede ocurrir que quieras controlar el asunto al 100%. Bueno, pues también se puede. Entra en Editar manualmente la tabla de particiones. Lo que verás será algo como esto:

ubuntu8_03112006.jpg

Lo que tienes es una representación gráfica servida por el programa Qparted que muestra qué particiones tienes en el disco. Lo que deberás hacer es seleccionar la partición de color en la que esté tu sistema previo y elegir ‘Redimensionar’ con el botón secundario del ratón. Le reduces el tamaño y en lo que te deje de hueco, eliges crear una nueva partición, que debe ser del tipo EXT3. Dale como mínimo 3 Gb. Allí se almacenará todo el sistema y tus archivos. También es necesario crear una partición SWAP, recomendable de 1 Gb.

Como ves, esto de editar particiones manualmente es un rollo. Os recomiendo dejarle un hueco a Ubuntu y decirle al sistema que coja el hueco libre. Él solo allí hará las particiones que necesite.

La otra opción es instalar Ubuntu en todo el disco duro. Evidentemente, es la alternativa más sencilla. En ese caso, sólo hay que elegir el disco que os interesa y seleccionar Borrar el disco completo xxxxx.

La última pantalla mostrará un simple resumen de los cambios que has solicitado. Si estás de acuerdo, no hay más que darle a Install y esperar. Todo depende de tu equipo, pero el proceso suele rondar los 15-20 minutos. Al final del mismo, te instalará él solo el GRUB, un menú inicial que se carga cuando arranamos el PC y que nos permite elegir entre los sistemas operativos que tengamos en el sistema.

Por último, el sistema nos pedirá que quitemos el CD y reiniciemos. ¡Claro, si lo dejamos dentro el PC entendería que queremos reinstalar todo otra vez!. Pues nada, le hacemos caso.

Reiniciamos, elegimos en el GRUB Ubuntu, esperamos la rápida carga, nos identificamos con el username y el password y ya tendremos un escritorio como éste (por supuesto, el vuestro estará más limpio):

ubuntu9_03112006.jpg

¿Difícil? Encontrar un trabajo bien pagado sí que es difícil, no esto…

Os recomiendo unos enlaces si es que dais vuestros primeros pasos con Ubuntu:
./ Cómo configurar el acceso a Internet
./ Programas que utilizo en Linux
./ Hacer que Ubuntu sea multimedia vía códecs

« Página anteriorPágina siguiente »

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.